octubre 24, 2021

Noon Edition

¿Alguna vez ha visto a un pez dorado bebé de ojos abultados nadar alrededor de su nuevo entorno, o vislumbrado un murciélago infantil de orejas grandes posado en un árbol? ¿Y luego te diste cuenta de que pensabas que esos rasgos, los ojos saltones, las orejas grandes, eran adorables?

Los estudios en psicología han explorado la ciencia que sustenta nuestra percepción de que algunos animales son feos de formas inesperadas…lindo.

Aadrvarks y lémures

Imaginen al torpe oso hormiguero, o al lémur aye-aye que siempre aparece sorprendido: estos animales exhiben un conjunto de rasgos faciales y corporales conocidos colectivamente como el esquema bebé. Los signos reveladores del esquema del bebé incluyen ojos desproporcionadamente grandes, barbillas y bocas pequeñas, frentes y mejillas grandes y cuerpos suaves.

Varios experimentos aislados muestran ahora que estas características «lindas» contienen información crítica sobre la identidad facial y el estado emocional, lo que explica nuestro interés manifiesto y respuesta a ellas.

Rasgos infantiles

Un equipo de científicos de Italia y el Reino Unido probó los mecanismos cognitivos y psicológicos subyacentes a nuestra percepción de la ternura al mostrar que tanto los niños como los adultos clasifican las caras que muestran esos rasgos infantiles como más lindas en promedio, y que los niños se fijaron en las caras con esos rasgos y las miraron durante más tiempo, independientemente de si la imagen era de un animal o un humano.

Este estudio muestra que la percepción de ternura en los rostros de animales y humanos emerge al principio del desarrollo, y otras pruebas actuales confirman que respondemos a los rostros lindos debido a nuestra atención al esquema del bebé, una capacidad que nos ayuda a evaluar diferencias más sutiles en los rostros y cuerpos más adelante en la vida.

Y así, mientras que un pez dorado con ojos de bicho puede parecer desagradable al principio, sus características infantiles nos obligan a acercarnos y a conocerlo mejor.

Fuentes Y Lecturas Complementarias:

  • Borgi, Marta. Cogliati-Dezza1, Irene. Brelsford, Victoria. Meints, Kerstin. Cirulli, Francesa. «El esquema de bebé en rostros humanos y animales induce ternura
  • percepción y asignación de la mirada en niños.»Frontiers in Psychology. 07 de mayo de 2014. Consultado el 7 de septiembre de 2017.
  • Langley, Liz. «Es Por Eso Que Encontramos Lindos A Los Animales ‘Feos’.»National Geographic. 18 de marzo de 2017. Consultado el 7 de septiembre de 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.